Plan de recuperación de desastres o Disaster Recovery Plan (DRP)

Un plan de recuperación ante desastres (DRP) es un procedimiento paso a paso que describe cómo una empresa u organización se recuperará de los sistemas, operaciones, procesos o redes interrumpidos. El objetivo de un DRP es identificar sistemas o procedimientos críticos, priorizar los objetivos de tiempo de recuperación (RTO), documentar la información de contacto del personal clave y describir las políticas necesarias a seguir en caso de un desastre.

¿Cuál es el propósito de un plan de recuperación de desastres?

Un DRP es un documento esencial para cualquier empresa u organización, ya que garantiza que todos los procesos comerciales normales, la infraestructura y las aplicaciones continúen operando cuando ocurra un desastre mayor. Por lo general, se incluye un plan de recuperación ante desastres como parte del análisis general del impacto empresarial .Analisis de impacto de negocio o Business Impact Analysis (BIA)

Sigue leyendo

Analisis de impacto de negocio o Business Impact Analysis (BIA)

Un análisis de impacto empresarial (BIA) identifica y evalúa los efectos de eventos inesperados, tanto artificiales como naturales. Las empresas utilizan esta herramienta para crear políticas de solución de problemas, establecer prioridades en todos los recursos, caracterizar el nivel de gravedad y analizar el riesgo asociado con las operaciones estancadas.

¿Por qué necesita un análisis de impacto empresarial?

En un negocio, con frecuencia surgen problemas inesperados, pero tener un plan sólido para combatir estos problemas mantendrá los procesos de la compañía y asegurará el éxito continuo. Un BIA registra y documenta los procesos necesarios para administrar un negocio, así como los recursos y equipos necesarios para operar de manera eficiente. Además, proporciona a su personal las habilidades y el conocimiento necesarios para continuar con las operaciones, incluso en el caso de un impacto imprevisto. Una evaluación de impacto también es beneficiosa para mantener a las partes interesadas externas informadas y al mismo tiempo mantener todas las obligaciones legales, financieras y de clientes que una empresa debe cumplir.

Sigue leyendo